PUEDE PONERSE EN CONTACTO CON NOSOTROS POR CORREO ELECTRÓNICO Y TELÉFONO

ES
| ES
| FR
| EL

Onze Actualiteiten

¿Cambiará COVID-19 algo en nuestra futura combinación energética?

21 de enero de 2021

En diciembre de 2020, la Unión Europea alcanzó un acuerdo sobre los objetivos climáticos europeos para 2030. En este nuevo acuerdo, la UE ajustó sus ambiciones de una reducción del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990 al 55%.

El gobierno holandés se ha fijado como objetivo que al menos el 27% de su consumo energético proceda de fuentes renovables para 2030. Para 2050, los Países Bajos deberán haber realizado un cambio casi completo a la energía sostenible. Esto significa que en los próximos años se producirán importantes cambios en la generación y el uso de la energía.

Los Países Bajos están divididos en 30 regiones energéticas. Todas estas regiones están trabajando en la llamada Estrategia Energética Regional (FER), en la que determinan dónde generarán energía solar y eólica. Las regiones también están abordando el uso de fuentes de calor para sustituir el gas natural.

¿Qué fuentes de energía utilizamos actualmente y cuáles son prometedoras para el futuro? ¿Cuál es el papel (futuro) de los combustibles fósiles? ¿Juega la pandemia de la corona un papel en la transición hacia una energía más sostenible?

Verandert COVID-19 iets aan onze toekomstige energiemix? 3

Combustibles fósiles

El objetivo de pasar a un sistema energético totalmente sostenible no altera el hecho de que las fuentes fósiles seguirán siendo necesarias para satisfacer la demanda energética en los próximos años.

A nivel internacional, a pesar de los efectos de Covid-19, habrá un crecimiento de los combustibles fósiles distintos del carbón. Esto se debe en parte al gran crecimiento de la población en algunas partes del mundo (Asia, África) y a la creciente prosperidad.

El Gobierno neerlandés ha decidido que la producción de gas de Groningen se eliminará lo antes posible. La demanda de gas en los Países Bajos no disminuirá al mismo ritmo. Por lo tanto, una parte del gas de Groningen (de bajo poder calorífico) se sustituirá por gas importado, de alto poder calorífico. Debido al menor contenido de nitrógeno, se puede obtener más energía del gas de alto poder calorífico. El gas de alto poder calorífico deberá mezclarse con nitrógeno para que sea apto para las conexiones holandesas (domésticas). Está previsto que la planta de nitrógeno de Zuidbroek entre en funcionamiento en 2022.

Además del gas de Groningen, los Países Bajos tienen unos 200 yacimientos de gas más pequeños (en tierra y en el mar). Se seguirá extrayendo gas de ellas en un futuro próximo.

 

Energía solar y eólica

La energía solar y la eólica son las principales fuentes de energía renovable en los Países Bajos. El objetivo es conseguir al menos 35 Teravatios hora (TWh) de energía renovable generada a partir de energía solar y eólica terrestre en 2030.

En sus FER, las regiones energéticas determinan los lugares en los que se colocarán los aerogeneradores. Sin embargo, suelen encontrar la resistencia de los ciudadanos que, por ejemplo, no quieren que haya aerogeneradores en su patio trasero.

Los proyectos de energía solar a pequeña escala parecen ser preferidos a la energía eólica en las distintas FER. En una primera reacción, el Ministro de Asuntos Económicos y Clima, Wiebes, indicó que quiere estudiar conjuntamente un reparto equilibrado entre la energía solar y la eólica.

La energía eólica marina también desempeña un papel importante en la transición energética holandesa. Los costes de la energía eólica marina han bajado en los últimos años y las empresas holandesas tienen un fuerte perfil en este sector, tanto en su país como en el extranjero.

El objetivo es tener 4,5GW de energía eólica marina instalada en los Países Bajos para 2023. El objetivo es aumentar esta cifra hasta 11GW en 2030.

 

¿Cambiará COVID-19 algo en nuestra futura combinación energética?

  

Energía geotérmica

El calor ocupa un lugar destacado en la agenda política y social. La energía geotérmica aprovecha el calor del suelo mediante el bombeo de agua caliente. Este agua caliente se utiliza para calentar el agua del grifo. El agua del grifo calentada se utiliza luego para calentar viviendas e invernaderos, entre otras cosas. El agua enfriada se devuelve al suelo.

La energía geotérmica aún está en pañales. El objetivo es producir 50 PetaJoule en 2030 y 200 PetaJoule en 2050. La contribución del calor geotérmico supondrá un ahorro total de CO2 de 3 Mt en 2030 y de 12 Mt en 2050. Se prevé que la energía geotérmica como fuente de calor pase del 0,5% de la producción total de calor al 5% en 2030 y al 23% en 2050.

 

 

Hidrógeno

Podemos distinguir tres tipos de hidrógeno: gris, azul y verde. El hidrógeno gris se fabrica a partir de gas natural y ya se utiliza ampliamente, pero no es sostenible. El hidrógeno azul también se fabrica a partir de gas natural, pero elCO2 liberado se captura y almacena. El hidrógeno verde es el hidrógeno procedente del agua por electrólisis con fuentes sostenibles como el sol y el viento.

En los Países Bajos podrían producirse unas 75.000 toneladas de hidrógeno verde de aquí a 2025. Esto requeriría una capacidad de electrólisis de 500 MW. Se calcula que la capacidad de electrólisis en 2030 será de unos 3 a 4 GW.

Las aplicaciones del hidrógeno se centran principalmente en la industria y la movilidad. Sin embargo, el hidrógeno también puede ofrecer una solución en el entorno construido.

Hay varias iniciativas para desarrollar el hidrógeno verde. Los elevados costes que conlleva son actualmente un obstáculo para el desarrollo a gran escala.

Bioenergía

Actualmente, la bioenergía es la fuente de energía sostenible más importante en los Países Bajos. La bioenergía se produce a partir de diversos materiales biológicos. Algunos ejemplos son los residuos de madera, los residuos biodegradables y los lodos de depuradora. La quema de material biológico libera CO2. Este CO2 es absorbido de nuevo por el crecimiento de los árboles, por ejemplo.

En la actualidad se discute mucho sobre la sostenibilidad de la bioenergía, ya que en varios casos existen dudas sobre la neutralidad del CO2 de algunas formas de bioenergía. Por ejemplo, hay que transportar los residuos de madera y existen dudas sobre la tala o la plantación de bosques.

 

 Energía nuclear

La energía nuclear fue una zona prohibida durante mucho tiempo. Los costes de construcción de una nueva central nuclear eran demasiado elevados y la construcción tardaba demasiado. Con las catástrofes de Chernóbil (Ucrania, 1986) y Fukushima (Japón, 2011), la preocupación pública por la energía nuclear es grande. También está la cuestión de qué hacer con los residuos nucleares.

Poco a poco, el panorama (político) en torno a la energía nuclear está cambiando y varios partidos políticos están a favor de explorar las posibilidades de las (nuevas) centrales nucleares y la contribución de la energía nuclear en el mix energético.

Recientemente, Elektriciteits Produciemaatschappij Zuid-Nederland (EPZ) indicó que quiere mantener abierta la actual central nuclear de Borssele entre 10 y 20 años más después de 2033 y que existe la posibilidad de construir dos nuevas centrales nucleares. Estas nuevas centrales nucleares podrían estar listas hacia 2035.

 

Verandert COVID-19 iets aan onze toekomstige energiemix? 2

Escenarios

La Agencia Internacional de la Energía ha elaborado cuatro escenarios para estimar las necesidades y la combinación de energías del futuro, después de Covid-19:

  1. Escenario de políticas declaradas: Covid-19 se pone bajo control en 2021 y todos los anuncios de políticas salen adelante
  2. Escenario de recuperación retardada: Covid-19 permanecerá más tiempo y la economía mundial no volverá a los niveles anteriores a la crisis hasta 2023. Esto tiene un gran impacto en la demanda de energía, que será menor durante un periodo más largo.
  3. Escenario de desarrollo sostenible: este escenario está dominado por una política de energías renovables e incluye los objetivos acordados en el Acuerdo de París
  4. Caso de emisiones netas cero para 2050: Este escenario va más allá del anterior. Un número cada vez mayor de países aspira a tener cero emisiones netas en 2050. En el escenario anterior, esto se vislumbra hacia 2070.

 

La demanda de petróleo aumenta en los dos primeros escenarios hacia 2040. En el tercer y cuarto escenario, la demanda de petróleo disminuye drásticamente. La cuota de gas aumenta en los dos primeros escenarios, disminuye muy ligeramente en el tercero y se reduce drásticamente en el último.

En todos los escenarios, la demanda de energía renovable aumenta considerablemente. La cuota de energía nuclear aumenta en todos los escenarios, pero más en el tercero y el cuarto. La demanda de carbón disminuye (fuertemente) en todos los escenarios.

En casi todos los escenarios, la demanda de energía aumentará en los próximos años. Depende de las decisiones de cada país hasta qué punto aumentarán las fuentes de energía limpia en los próximos años y hasta qué punto cumpliremos los objetivos acordados en el Acuerdo Climático de París.

 

Más información y datos de contacto

¿Tiene curiosidad por saber qué puede significar JBR como socio para el asesoramiento estratégico? Entonces póngase en contacto con nosotros.

Verandert COVID-19 iets aan onze toekomstige energiemix? 4

Mirthe Lantman

Consultor Senior de Estrategia